DUET MA Hispanic Entrance Question Paper with Answer Keys 2019-20 Download PDF

DUET MA Hispanic Entrance Question Paper with Answer Keys 2019-20

DUET MA Hispanic Entrance Question Paper 2019-20Delhi University Entrance Test (DUET) 2019-20 MA Hispanic Entrance Question Paper with answers DUET MA Hispanic Entrance Question Paper 2019-20 with solution you can download it in FREE, if DUET MA Hispanic Entrance Question Paper 2019-20 in text or pdf for DUET MA Hispanic Entrance Question Paper 2019-20 Answer Keys you can download DUET 2019-20 page also just Go to menu bar, Click on File->then Save.

DUET MA Hispanic Question Paper with Answer Keys 2019-20

Delhi University Entrance Test (DUET) 2019-20 MA Hispanic Entrance Question Paper with Answer Keys Free Download PDF is available in www.oldquestionpapers.net which has been provided by many students this DUET 2019-20 paper is available for all the students in FREE and also DUET MA Hispanic Question Paper 2019-20 fully solved DUET with answer keys and solution.

You can get daily updates on DUET 2019-20 from www.oldquestionpapers.net here  you can also check similar links for other related study materials on DUET MA Hispanic Entrance Question Paper question bank 2019-20 is also available in English and Hindi Language.

EXAMPLE QUESTIONS

Q1. Te escribo desde Madrás, hoy en día llamada Chennai, “la ciudad de los ojos rojos” (culpa del aire que está muy contaminado). Hace sólo cuarenta y ocho horas que llegué y de éstas he dormido veinte en una casa de huéspedes bastante cómoda y cara que me recomendó la azafata de Lufthansa, una chica muy simpática nacida en Chennai. “La identidad no es un problema indio – me dijo,- es un problema europeo. Dentro de poco tomaré un auto rickshaw para ir a visitar el ashram de la Sociedad Teosófica donde me gustaría alojarme. Fue Francisco Clemente quien me lo dijo: a menos que seas millionario y estés dispuesto a vivir en un hotel de estrellas, y por lo tanto a años luz de contacto con la población local, sólo en un ashram se puede vivir decentemente en la ciudad de Chennai.
Chennai es tan alegre y cálida como Escuintla o Puerto Culebra. La superabundancia de gente me ha hecho imaginar que la degradación de la vida en general es proporcional al número de almas por todas partes. Los colores son tan brillantes como los de cualquier ciudad tropical de este milenio. De noche las calles se convierten en selvas de carteles luminosos en inglés y con caracteres de la lengua tamil. Los olores son únicos, propios de la India. En una misma cuadra flotan olores de flores, el orín, el sándalo, el té que aquí se llama chai, el excremento humano, el café, el cardamomo. Los motores de los rickshaws y las motocicletas hacen mucho ruido. Y los cuervos están y gritan en todos los lados, dicen que prácticamente han expulsado de las ciudades de la India a las demás aves aun a los buitres. La comida es deliciosa. Ayer almorcé en un peligroso restaurante que primero parecía normal. Después de comer un excelente masala dosa – una especie de crepe gigante rellena de papa – tuve la mala idea de visitar el baño, y para eso era necesario atravesar la cocina. Unos veinte cocineros trabajaban allí, todos desnudos salvo para un dhoti la ropa que usan los hombres en el sur de la India, cubiertos de sudor, que goteaba visiblemente de sus cuerpos a las verduras que cortaban. Mi apetito de comida india ha disminuido considerablemente.

Lee las siguientes afirmaciones marcadas X y Y.

X Los colores de Chennai son brillantes.

Y Chennai es una ciudad tropical

¿Cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?

  • 1. Ambas (X y Y) son correctas y X es la explicación por Y.
  • 2. Ambas (X y Y) son correctas pero X no es la explicación por Y.
  • 3. X es correcta pero Y es incorrecta.
  • 4. X es incorrecta y Y es correcta.

Q2. Te escribo desde Madrás, hoy en día llamada Chennai, “la ciudad de los ojos rojos” (culpa del aire que está muy contaminado). Hace sólo cuarenta y ocho horas que llegué y de éstas he dormido veinte en una casa de huéspedes bastante cómoda y cara que me recomendó la azafata de Lufthansa, una chica muy simpática nacida en Chennai. “La identidad no es un problema indio – me dijo,- es un problema europeo. Dentro de poco tomaré un auto rickshaw para ir a visitar el ashram de la Sociedad Teosófica donde me gustaría alojarme. Fue Francisco Clemente quien me lo dijo: a menos que seas millionario y estés dispuesto a vivir en un hotel de estrellas, y por lo tanto a años luz de contacto con la población local, sólo en un ashram se puede vivir decentemente en la ciudad de Chennai.
Chennai es tan alegre y cálida como Escuintla o Puerto Culebra. La superabundancia de gente me ha hecho imaginar que la degradación de la vida en general es proporcional al número de almas por todas partes. Los colores son tan brillantes como los de cualquier ciudad tropical de este milenio. De noche las calles se convierten en selvas de carteles luminosos en inglés y con caracteres de la lengua tamil. Los olores son únicos, propios de la India. En una misma cuadra flotan olores de flores, el orín, el sándalo, el té que aquí se llama chai, el excremento humano, el café, el cardamomo. Los motores de los rickshaws y las motocicletas hacen mucho ruido. Y los cuervos están y gritan en todos los lados, dicen que prácticamente han expulsado de las ciudades de la India a las demás aves aun a los buitres. La comida es deliciosa. Ayer almorcé en un peligroso restaurante que primero parecía normal. Después de comer un excelente masala dosa – una especie de crepe gigante rellena de papa – tuve la mala idea de visitar el baño, y para eso era necesario atravesar la cocina. Unos veinte cocineros trabajaban allí, todos desnudos salvo para un dhoti la ropa que usan los hombres en el sur de la India, cubiertos de sudor, que goteaba visiblemente de sus cuerpos a las verduras que cortaban. Mi apetito de comida india ha disminuido considerablemente.

Lee las siguientes afirmaciones marcadas X y Y.

X El autor vio la cocina después de comer la masala dosa.

Y El autor habló con los cocineros sobre cómo hacer la masala dosa.

¿Cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?

  • 1. Ambas (X y Y) son correctas y X es la explicación por Y.
  • 2. Ambas (X y Y) son correctas pero X no es la explicación por Y.
  • 3. X es correcta pero Y es incorrecta.
  • 4. X es incorrecta y Y es correcta.

Q3. Te escribo desde Madrás, hoy en día llamada Chennai, “la ciudad de los ojos rojos” (culpa del aire que está muy contaminado). Hace sólo cuarenta y ocho horas que llegué y de éstas he dormido veinte en una casa de huéspedes bastante cómoda y cara que me recomendó la azafata de Lufthansa, una chica muy simpática nacida en Chennai. “La identidad no es un problema indio – me dijo,- es un problema europeo. Dentro de poco tomaré un auto rickshaw para ir a visitar el ashram de la Sociedad Teosófica donde me gustaría alojarme. Fue Francisco Clemente quien me lo dijo: a menos que seas millionario y estés dispuesto a vivir en un hotel de estrellas, y por lo tanto a años luz de contacto con la población local, sólo en un ashram se puede vivir decentemente en la ciudad de Chennai.
Chennai es tan alegre y cálida como Escuintla o Puerto Culebra. La superabundancia de gente me ha hecho imaginar que la degradación de la vida en general es proporcional al número de almas por todas partes. Los colores son tan brillantes como los de cualquier ciudad tropical de este milenio. De noche las calles se convierten en selvas de carteles luminosos en inglés y con caracteres de la lengua tamil. Los olores son únicos, propios de la India. En una misma cuadra flotan olores de flores, el orín, el sándalo, el té que aquí se llama chai, el excremento humano, el café, el cardamomo. Los motores de los rickshaws y las motocicletas hacen mucho ruido. Y los cuervos están y gritan en todos los lados, dicen que prácticamente han expulsado de las ciudades de la India a las demás aves aun a los buitres. La comida es deliciosa. Ayer almorcé en un peligroso restaurante que primero parecía normal. Después de comer un excelente masala dosa – una especie de crepe gigante rellena de papa – tuve la mala idea de visitar el baño, y para eso era necesario atravesar la cocina. Unos veinte cocineros trabajaban allí, todos desnudos salvo para un dhoti la ropa que usan los hombres en el sur de la India, cubiertos de sudor, que goteaba visiblemente de sus cuerpos a las verduras que cortaban. Mi apetito de comida india ha disminuido considerablemente.

Lee las siguientes afirmaciones marcadas X y Y.

X El autor quiere quedar en el ashram de la Sociedad Teosófica en Chennai.

Y Hay olores de café y cardamomo en Chennai.

¿Cuál de las siguientes afirmaciones es correcta?

  • 1. Ambas (X y Y) son correctas y X es la explicación por Y.
  • 2. Ambas (X y Y) son correctas pero X no es la explicación por Y.
  • 3. X es correcta pero Y es incorrecta.
  • 4. X es incorrecta y Y es correcta.

Q4. Te escribo desde Madrás, hoy en día llamada Chennai, “la ciudad de los ojos rojos” (culpa del aire que está muy contaminado). Hace sólo cuarenta y ocho horas que llegué y de éstas he dormido veinte en una casa de huéspedes bastante cómoda y cara que me recomendó la azafata de Lufthansa, una chica muy simpática nacida en Chennai. “La identidad no es un problema indio – me dijo,- es un problema europeo. Dentro de poco tomaré un auto rickshaw para ir a visitar el ashram de la Sociedad Teosófica donde me gustaría alojarme. Fue Francisco Clemente quien me lo dijo: a menos que seas millionario y estés dispuesto a vivir en un hotel de estrellas, y por lo tanto a años luz de contacto con la población local, sólo en un ashram se puede vivir decentemente en la ciudad de Chennai.
Chennai es tan alegre y cálida como Escuintla o Puerto Culebra. La superabundancia de gente me ha hecho imaginar que la degradación de la vida en general es proporcional al número de almas por todas partes. Los colores son tan brillantes como los de cualquier ciudad tropical de este milenio. De noche las calles se convierten en selvas de carteles luminosos en inglés y con caracteres de la lengua tamil. Los olores son únicos, propios de la India. En una misma cuadra flotan olores de flores, el orín, el sándalo, el té que aquí se llama chai, el excremento humano, el café, el cardamomo. Los motores de los rickshaws y las motocicletas hacen mucho ruido. Y los cuervos están y gritan en todos los lados, dicen que prácticamente han expulsado de las ciudades de la India a las demás aves aun a los buitres. La comida es deliciosa. Ayer almorcé en un peligroso restaurante que primero parecía normal. Después de comer un excelente masala dosa – una especie de crepe gigante rellena de papa – tuve la mala idea de visitar el baño, y para eso era necesario atravesar la cocina. Unos veinte cocineros trabajaban allí, todos desnudos salvo para un dhoti la ropa que usan los hombres en el sur de la India, cubiertos de sudor, que goteaba visiblemente de sus cuerpos a las verduras que cortaban. Mi apetito de comida india ha disminuido considerablemente.

¿Cuáles de las siguientes afirmaciones son correctas?
Al autor le gustó la masala dosa.

Según el autor la masala dosa es semejante a un crepe relleno

Al autor no le gustó la masala dosa

Los cocineros querían hacer un crepe pero hicieron una masala dosa piensa el autor.

  • 1. (a) y (d)
  • 2. (a) y (b)
  • 3. (b) y (c)
  • 4. (c) y (d)

Q5. Te escribo desde Madrás, hoy en día llamada Chennai, “la ciudad de los ojos rojos” (culpa del aire que está muy contaminado). Hace sólo cuarenta y ocho horas que llegué y de éstas he dormido veinte en una casa de huéspedes bastante cómoda y cara que me recomendó la azafata de Lufthansa, una chica muy simpática nacida en Chennai. “La identidad no es un problema indio – me dijo,- es un problema europeo. Dentro de poco tomaré un auto rickshaw para ir a visitar el ashram de la Sociedad Teosófica donde me gustaría alojarme. Fue Francisco Clemente quien me lo dijo: a menos que seas millionario y estés dispuesto a vivir en un hotel de estrellas, y por lo tanto a años luz de contacto con la población local, sólo en un ashram se puede vivir decentemente en la ciudad de Chennai.
Chennai es tan alegre y cálida como Escuintla o Puerto Culebra. La superabundancia de gente me ha hecho imaginar que la degradación de la vida en general es proporcional al número de almas por todas partes. Los colores son tan brillantes como los de cualquier ciudad tropical de este milenio. De noche las calles se convierten en selvas de carteles luminosos en inglés y con caracteres de la lengua tamil. Los olores son únicos, propios de la India. En una misma cuadra flotan olores de flores, el orín, el sándalo, el té que aquí se llama chai, el excremento humano, el café, el cardamomo. Los motores de los rickshaws y las motocicletas hacen mucho ruido. Y los cuervos están y gritan en todos los lados, dicen que prácticamente han expulsado de las ciudades de la India a las demás aves aun a los buitres. La comida es deliciosa. Ayer almorcé en un peligroso restaurante que primero parecía normal. Después de comer un excelente masala dosa – una especie de crepe gigante rellena de papa – tuve la mala idea de visitar el baño, y para eso era necesario atravesar la cocina. Unos veinte cocineros trabajaban allí, todos desnudos salvo para un dhoti la ropa que usan los hombres en el sur de la India, cubiertos de sudor, que goteaba visiblemente de sus cuerpos a las verduras que cortaban. Mi apetito de comida india ha disminuido considerablemente.

¿Cuáles de las siguientes afirmaciones son correctas?

El autor piensa que hay mucha gente en Chennai

Según el autor la identidad es un problema en la India

Al autor la comida le parece deliciosa

Al autor la comida le parece deliciosa

  • 1. (a) y (d)
  • 2. (a) y (b)
  • 3. (b) y (c)
  • 4. (c) y (d)

DUET MA Hispanic Entrance Question Paper with Answer Keys 2019-20 Download PDF File:

Sr. No.

Papers Name PDF Files
1. MA Hispanic

Download

 

Similar Pages…..

 

See Also……